miércoles, 25 de abril de 2012

Friedrich Nietzsche (Alemania 1844 – 1900)


Nietzsche tiene una filosofía muy personal, con una reflexión radical y provocadora sobre los fundamentos de nuestra cultura, religión, ciencia, moral... Yo diría que, con Nietzsche hay un antes y un después en el pensamiento filosófico porque, cuando estudias sus ideas, te atrapa y te obliga, a su manera, a que te plantees y analices los problemas y situaciones del siglo XXI desde diferentes puntos de vista, a salir de la rigidez del pensamiento racional y a pensar con otros conceptos diferentes y, en muchas ocasiones opuestos, a la cultura occidental.
Quizá por eso es necesario conocer sus ideas filosóficas, aunque no se esté de acuerdo con ellas. Te enseña a argumentar y a tener en cuenta otros factores menos intelectuales del ser humano.

Es un filósofo creativo, moderno y actual que te produce inquietud, inseguridad, incomodidad,... porque cuestiona los principios culturales, morales, filosóficos y religiosos, que hemos aprendido desde nuestro nacimiento y que han dado sentido a nuestras vidas, principios que el considera decadentes. Nietzsche es un rebelde que nos reta con sus ideas, que lo pone todo patas arriba y va contra corriente. Tengo la impresión de que ser hijo y nieto de pastores protestantes fue un hecho importante en su visión del mundo. 

Voy a destacar algunas de sus ideas que más me han interesado y me han hecho pensar:

* Le da mucha importancia al devenir, al cambio (“todo fluye y nada permanece”, Heráclito) y al concepto del eterno retorno, o ciclo de la vida que se repite cada cierto tiempo, por eso Nietzsche manifiesta que prefiere al historiador griego Tucídides o a Maquiavelo, frente filósofos clásicos como Sócrates, Platón o Kant, representantes de la metafísica tradicional dogmática, que considera que la realidad es estática e inmutable y sólo se la puede conocer a través de conceptos absolutos y universales: 

“Mi distracción, mi predilección, mi curación de todo platonismo ha sido siempre Tucídides. Tucídides y tal vez el Príncipe de Maquiavelo son muy afines a mí por el propósito incondicional de no dejarse engañar en nada y de ver la razón en la realidad, y no en la razón, y menos aún en la moral.  (Nietzsche, El ocaso de los ídolos o como se filosofa a martillazos, 1888, www.hostos.edu/downloads/.../libro_el_ocaso_de_los_idolos.pdf ).

*Nietzsche defiende la idea de la muerte de Dios, porque dice que Dios es un invento de los hombres para reducir la angustia de sus vidas, y que su existencia impide al hombre mirar en otra dirección más terrenal, centrada en vivir cada día de la vida con todos los sentidos, emociones, inteligencia y sentimientos (“carpe diem”).
Con la muerte de Dios se pierden los valores tradicionales decadentes, y llega la angustia y la nada al hombre (nihilismo pasivo). Pero, la muerte de Dios es un requisito para crear, sin prejuicios ni mitos, al nuevo hombre (superhombre) que es un espíritu libre que crea su propia moral, un líder que ya no se siente perdido, sino renovado y dueño de sus decisiones y de su vida, por su “voluntad de poder” y sin miedos (nihilismo activo y moral del señor). El superhombre es individualista, apasionado, independiente y noble; se esfuerza por tener fuerza física y mental; le gusta el poder y el placer, “ser uno mismo” y vivir como los héroes enfrentándose a la vida con valor y desde sus principios personales...). 

Por tanto, sólo cuando muera Dios se podrá vivir la vida, tener una nueva mentalidad inocente como la de los niños. Hay que matar a Dios (esta idea es realmente revolucionaria....)


* También me parece muy interesante conocer qué piensa Nietzsche de la mujer, teniendo en cuenta que el concepto de superhombre ha sido un tema central de su filosofía. Mi duda es si también se refiere a ella con este término, si decir superhombre es sinónimo de supermujer en la filosofía de Nietzsche. Resumiendo mucho esta cuestión, Nietzsche considera que las mujeres son en general tontas, malas, mentirosas, perezosas, egoístas.., y que hay dos tipos diferentes de mujeres: las reproductoras de los superhombres y las prostitutas al servicio de los mismos. Estas son algunas de sus frases sobre las mujeres (si queréis profundizar en este tema sólo hay que pinchar en este enlace http://www.alonsofia.com/fn/nietzsche-misogino.html):






"La moral de todas las mujeres debería ser: impedir la reproducción a todos los cobardes".



“A la mujer se le considera profunda. ¿Por qué? Porque en ella jamás se llega al fondo. La mujer no es ni siquiera superficial”.

Para finalizar, quiero recordar una frase que mi yaya Antonia me dice siempre (“Raquel, tu siempre piensa que un día de vida, es vida”)  y un famoso poema de Antonio Machado porque yo les encuentro cierta relación con parte del pensamiento de Nietzsche:

"Caminante son tus huellas
El camino nada más;
caminante no hay camino
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar".
 
(Antonio Machado, 1912)






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada